Concurso “Bienvenidas Aves al Humedal” premió a sus ganadores en el río Elqui

La iniciativa artística tuvo como objetivo acercar los humedales a los más pequeños para valorar la importancia de cuidar la flora y fauna que habita en estos ecosistemas.

A orillas del río Elqui, se realizó la premiación del concurso de dibujo que invitó a niños y niñas a dibujar las aves que habitan y migran en la red de humedales costeros, ubicados desde la comuna de La Higuera hasta Los Vilos. La primera versión de este certamen organizado por el proyecto GEF Humedales Costeros, en conjunto con la SEREMI del Medio Ambiente de la Región de Coquimbo, reunió a los ganadores de los tres primeros lugares y a sus familiares en el humedal piloto, donde se están desarrollando diversas medidas para mejorar el estado ecológico del húmedo ecosistema, que nace en el valle del Elqui y desemboca en el océano pacífico.

El evento finalizó con un espacio de adivinanzas sobre las diferentes especies que viven en el humedal, invitando a reflexionar sobre las peculiaridades de cada una.

La actividad educativa formó parte del cierre del concurso “Bienvenidas Aves al Humedal” donde estudiantes de 3° a 6° básico, de los establecimientos educacionales de la región, participaron poniendo a prueba su creatividad con el objetivo de promover el cuidado de los humedales a la ciudadanía.

La Seremi del Medio Ambiente, Claudia Rivera Rojas, explicó que “para nosotros es fundamental hacer partícipes a los niños, porque son nuestros principales agentes de cambio, que comunican a su familia la necesidad de cuidar la flora y fauna del territorio, como los humedales que también son espacios de recreación para compartir en armonía y respeto en la naturaleza”.

Para Luciano Céspedes Pereira, estudiante de 9 años del colegio Artístico Cultural de La Serena y ganador del primer lugar, el dibujo realizado era un recuerdo del humedal que visitó con su familia, indicando que “hay que cuidar el humedal para que no construyan más edificios y que no venga ningún auto y contamine”.
El fomentar este tipo de actividades educativas entre los niños, fue bien recibido por Tatiana Cárdenas, quien acompañó a su hija Amanda Aguilar tras obtener el tercer lugar, “me parece super buena iniciativa, ojalá vuelvan a repetir este tipo de actividades, porque es super bueno para hacer conciencia del patrimonio natural que tenemos en la región y que tenemos en este país, que es un privilegio en realidad”.

En todos los trabajos recibidos, se reflejaron las interacciones entre los seres vivos que habitan en los humedales en forma armónica y respetuosa.

Francisco Guzmán, educador ambiental e integrante del jurado, comentó que “algunos dibujos venían con letreros para no molestar a las aves, lo que nos llamó mucho la atención, el deseo de los niños de que esto se cuide y se proteja”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *